Header04
Noticia13

Euskadi encadena cinco años de bajada de paro y aumento de empleo

La afiliación da otro salto en la CAV para acercarse a los 950.000 cotizantes

El descenso del desempleo beneficia más en diciembre a las mujeres, los jóvenes y los que tienen estudios de FP

“La precariedad laboral sigue aumentando y quienes acceden a un empleo cada vez sufren peores condiciones” “Los agentes sociales debemos lograr acuerdos para generar estabilidad en el empleo que se está creando” “La recuperación se traslada al mercado laboral vasco y cada vez llega a un mayor número de personas”

La buena evolución del mercado laboral en 2017 permitió a Euskadi encadenar cinco años consecutivos de crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social y de caída del paro. Cerrar un lustro de mejoría en las dos caras del empleo supone recuperar buena parte del terreno perdido durante la crisis y pone al alcance de la mano el objetivo del Gobierno de situar la tasa de desempleo vasca por debajo del 10% al final de la legislatura. Una meta que está en el 8% para Confebask, que no hay que olvidar que representa a los empresarios que firman los contratos de los trabajadores.

Las oficinas de Lanbide tenían registrados 127.547 parados el 31 de diciembre, son cerca de 8.600 personas sin trabajo menos que un año antes. Desde que se inició la recuperación en 2013 la cola del paro vasca se ha reducido en más de 41.500 desempleados. Esa dinámica prolongada ha situado el desempleo en niveles muy similares a los de 2009.

En el caso de la afiliación a la Seguridad Social, el primer año de incremento de cotizantes fue 2014, pero ya se consiguió cerrar diciembre de 2013 con más afiliados que a finales de enero, un mes en el que se produce un desplome del empleo tras el fin de la campaña de Navidad y de las rebajas. Volverá a ocurrir este ejercicio, pero Euskadi entra en enero con una solida base de cotizantes, casi 944.000, tras un incremento de 18.696 afiliados durante 2017. La economía vasca está a punto de superar los 950.000 cotizantes y acercarse más al récord previo a la crisis, en torno a 980.000.

Son algunas de las claves vascas de los datos de empleo hechos públicos ayer por el SEPE, que también reflejan una evolución positiva para el conjunto de España. El paro bajó en 290.000 personas el año pasado en el Estado, contabilizándose a finales de diciembre un total de 3.412.781 desempleados. Por su parte, la Seguridad Social dio un salto hasta los 18.460.201 afiliados tras registrar 611.146 cotizantes más entre enero y diciembre, la mayor subida anual en 12 años.

Para comparar los ritmos de Euskadi y el Estado hay que recurrir al crecimiento porcentual. El dato es similar en relación al descenso del paro, un 6,33% en la CAV frente al 7,84% en España. Sin embargo, el avance de la afiliación estatal (3,42%) casi duplica el vasco (2%). En ese campo entra en juego el empleo ligado a actividades turísticas, con más empuje en otras comunidades. De este modo, la hostelería copó más del 12% de los puestos de trabajo generados en el Estado el año pasado y las actividades comerciales también tuvieron un gran impacto. Son en muchos casos los empleos que se perderán cuando se baje la persiana de la Navidad.

Todo lo contrario ocurre con la industria, que es donde más fortaleza muestra tradicionalmente Euskadi. A pesar de que el sector manufacturero registró en diciembre 430 parados más, en el balance del año se ha reducido el desempleo industrial en un 8%, el doble que en los servicios. Con todo, la construcción fue la actividad con mayor retroceso del paro (15,3%) en 2017 gracias a la consolidación de la recuperación del sector más castigado por la crisis.

Pese a que la consejera de Empleo, Beatriz Artolazabal, reconoció que es necesario incidir en aspectos como la calidad del empleo, también destacó en su valoración aspectos positivos de la evolución en diciembre. Entre ellos que la disminución del paro durante el último mes del año ha beneficiado más a las mujeres, a la jóvenes y a quienes tienen estudios de FP. Del total de desempleados contabilizados al finalizar el año pasado, 70.807 eran mujeres y 56.740 hombres. Además, 7.073 eran menores de 25 años.

Optimismo de Confebask
Bizkaia fue el territorio histórico más dinámico en el ámbito de la reducción del paro en diciembre. Artolazabal recordó asimismo que para 2018 las previsiones de empresas, instituciones y agentes económicos auguran “más y mejores pasos”. Y entre ellas, la más optimista de todas es la de los empresarios vascos, que estiman que la tasa de paro se situará este año en el 10% en 2017 -alcanzando ya el objetivo del Gobierno vasco- y en el 8% este año.

Precisamente, dentro del capítulo de las reacciones, Confebask destacó que el mercado laboral mejora gradualmente y, en contra del criterio de los sindicatos, estima que el empleo que se crea “va ganando progresivamente en calidad a medida que se asienta la recuperación”. En declaraciones a Europa Press, el responsable del Departamento Económico de Confebask, Pablo Martín, destacó que, tras la evolución de 2017, Euskadi tiene el número de parados más bajo desde 2010 y el número de afiliados más alto desde comienzos de 2009.

Asimismo, subrayó que la contratación indefinida crece “a un ritmo bastante superior” a la temporal. En concreto, explicó que hay un crecimiento de la contratación indefinida del 11,9% frente al 2,8% de la temporal.

Fuente: Deia.com

¿Quiéres formar parte de la Asociación MBA Gestión de empresas?

 

Asóciate